O lo que es mucho más conocido de forma general como… Wicca.

 

Lo que se engloba bajo Brujería Moderna es una realidad de muy diferentes matices, para lo que es necesario hacer un repaso cronológico hasta comprender la situación actual. A grandes rasgos, hace unos 50 años se sacó a la luz pública una tradición de Brujería, a través del autor británico Gerald Brousseau Gardner (1884-1964). No era (ni es) la única tradición de brujería europea como práctica religosa, pero sí la primera de la que se hablaba públicamente, por lo que causó un gran interés. Morbo, es la palabra.

En el contexto situacional de la época (y el lugar) tenemos por un lado el "despertar esotérico", todo el interés ocultista desde principios de siglo XX (órdenes mágicas, Madame Blavastky, Aleister Crowley, etc. más las prácticas espirituales de Oriente que empezaban a conocerse en Occidente).

Por otro lado, otros autores desde principios de siglo habían publicado sobre el tema de labrujería, abonando el terreno con otros puntos de vista diferentes a las leyendas populares. Es el caso del folklorista Charles Leland (que en su Aradia: El Evangelio de las Brujas recopilaba las creencias de una bruja tradicional italiana) o la antropóloga y repetida Margaret Alice Murray (que en sus obras La Brujería en Europa Occidental y El Dios de las Brujas lanzaba su hipótesis de que la brujería en Europa era un culto de carácter chamánico, procedente del Neolítico y perseguido posteriormente por la Inquisición).

Se da la circunstancia de que Inglaterra, los espiritistas con Alan Kardec a la cabeza hicieron presión hasta que las arcaicas leyes contra la brujería fueron derogadas en 1951.

 

EL PRINCIPIO. Gerald Gardner publicó en 1949 la obra de ficción High Magic's Aid (La Asistencia de la Alta Magia), bajo el pseudónimo Scire. En esta novela narraba con detalle algunos ritos y creencias religiosas de los brujos protagonistas.

Pero la obra de partida es Witchcraft Today (Brujería Hoy, 1954) que se presenta como un ensayo de no-ficción. Apoyándose en las teorías de Murray, Gardner declaraba que: "lo que dice [Murray] es cierto. La brujería existe, de hecho yo he sido iniciado por ellas y soy un brujo practicante". Y a continuación, una descripción de las prácticas, creencias y sabiduría de brujas tradicionales británicas.

Gardner y algunos discípulos suyos (como Doreen Valiente) salen en prensa y conceden entrevistas. Se levanta el debate público, reacciones a favor y en contra. Gardner enseñaba esta tradición (como él argumentaba, precisamente porque estaba convencido de que el Arte podía desaparecer en la época moderna) y poco a poco aumenta el número de iniciados. Pronto las creencias llegan a Estados Unidos, y es ahí, durante la década de los 60-70, donde se producirán grandes cambios de planteamiento que influyen en cómo está el panorama actual.

 

ACTUALIDAD

 

Sin embargo, hay puntos que quedan por matizar.

Primero, la diferencia abismal de planteamiento entre las ramas 'tradicionales' y las ramas 'eclécticas' de Wicca.

Las ramas tradicionales conforman una religión iniciática, donde se venera a los Viejos Dioses de la Brujería y se aprende sus Misterios. El enfoque principal es ser un culto de la fertilidad. Está concebido como un sistema de entrenamiento iniciático, en el que el practicante se instruye para ser sacerdote/sacerdotisa de los Viejos Dioses.

Las ramas 'eclécticas' o la perspectiva ecléctica, es la mayoritaria en los países hispanoparlantes. Casi el 90% de practicantes se adhieren a los conceptos generales que se han hecho famosos con las interpretaciones de autores estadounidenses. Son un cuerpo de creencias y prácticas que aparecen en muchos libros y centenares de webs para el practicante solitario, unas ideas con tendencia a la homogeneidad. En la mayoría de casos, lo que encontramos es la descripción más  "alegre" y políticamente correcta, potenciada a la hora de "salir del armario de las escobas", presentar iglesias y reclamar los derechos como paganos desde Estados Unidos.

Un ejemplo perfecto de este tópico sobre las brujas modernas: la película  El proyecto de la Bruja de Blair 2 ofrece el perfecto arquetipo correctísimo, endulcorado y feliz a través de uno de sus personajes. Una de las protagonistas que se declara como bruja afirma "no, las brujas no somos malas, lo que hacemos es conectar con la Naturaleza". Y en otra parte del largometraje, la vemos dentro de un círculo de velas, orando a una retahíla de nombres de grandes Diosas de distintas culturas mezcladas unas con otras….

El segundo punto a destacar es la diferencia entre Wicca y Brujería Tradicional. Muchos paganos modernos, aparte del desconocimiento azucarado sobre los orígenes de la Wicca, desconocen también que la Brujería que Gardner quería hacer renacer en realidad existió en su tiempo, y sigue existiendo actualmente. Sólo que no pretende publicidad, titulares ni libros. Brujería tradicional europea es un término general para describir una diversidad de ramas, que  son tradiciones espirituales indígenas y están en relación directa con la herencia cultural concreta. Pueden variar sensiblemente de un lugar a otro y de una familia a otra. En estas tradiciones se honra a los Ancestros, a la tierra y a los Dioses indígenas europeos y/o espíritus relacionados con esa tierra. Se trabaja con ellos mediante estados alterados de conciencia.

Existe diversidad de opiniones sobre el papel de la Brujería Gardneriana. Mientras algunos consideran que sí es una rama tradicional más, por los conocimientos que incluye entre sus enseñanzas, otros opinan que no lo es, por la inclusión de otra serie de conceptos inspirados por la Tradición Occidental de Magia y de órdenes esotéricas que no forman parte del corpus de la brujería tradicional.

Los conceptos diferenciadores, a su vez,  han evolucionado estas décadas hacia versiones más amables o sencillas al servicio de varios intereses. La Wicca estándar o brujería neopagana se aleja en determinados puntos y perspectivas del enfoque en la brujería tradicional. Causa de otro amplio debate, por la tendencia  a reclamar el estatus de "brujo" y "bruja" entre los paganos modernos, desconociendo en profundidad tanto el significado de Wicca como el de la Brujería Europea.